El Nombre del Viento, Patrick Rothfuss

Resultado de imagen de el nombre del viento

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, señores y señoras, esta es la reseña del mejor libro que he leído en mucho tiempo. El Nombre del Viento de Patrick Rothfuss es una novela que ensalza todo lo bueno del género fantástico y lo eleva hasta lo más alto; hasta niveles que sólo grandes como Tolkien o George R. R. Martin han alcanzado. De camino a convertirse en uno de los imprescindibles de la literatura contemporánea, es un libro abrumadoramente magistral, buenísimo en todos los sentidos posibles e imaginables. Lo he disfrutado como nadie y una vez lo terminé, sólo me vi capaz de hacer una cosa: volverlo a empezarlo.

SITUACIÓN Y MARCO ARGUMENTAL

En la posada Roca de Guía, escondido detrás de la barra y disfrazado de tabernero, un hombre espera pasar desapercibido. Es extraño que aún nadie lo haya reconocido puesto que todo el mundo ha oído hablar de él, pero son pocos los que lo han visto en persona y aún menos los que conocen su verdadera historia. Es una leyenda, un mito, hasta que un día alguien lo llama por su verdadero nombre y su tapadera se pone en peligro. El hombre que lo delata se llama Cronista, se dedica a viajar y escribir las historias que escucha por el camino y esta vez no va a dejar pasar la oportunidad de oír la del gran Kvothe de su propia boca. Tres días dedicará éste a relatar sus hazañas, desde su infancia, pasando por sus años en la Universidad y llegando hasta el fondo del asunto por el cual ahora debe esconderse. Tres días para los tres libros que componen la trilogía del Asesino de Reyes y de la cual El Nombre del Viento es la primera parte.

Resultado de imagen de the name of the wind art

DESARROLLO

A grosso modo se distinguen dos partes dentro de la novela: por un lado, lo que sucede en la posada mientras Kvothe cuenta su historia a Cronista y por otro, el relato de Kvothe en sí mismo. A pesar de que esta última conforma el grueso del libro, no hemos de perder de vista los hechos que se desarrollan en el “presente” porque estos dan lugar a la trama que unirá los tres libros de la trilogía en un sólo arco y que nos permitirán entender la evolución del personaje de Kvothe a lo largo de su vida. Porque sí, precisamente de es de lo que trata El Nombre del Viento; para ser exactos, de sus primeros quince años de vida.

La voz de Kvothe como narrador nos guía a través de su infancia relatando venturas y desventuras, triunfos y fracasos que recuerdan a los antiguos poemas épicos en los que se ensalzaban las hazañas del héroe de turno. Precisamente el hecho de que sea el propio protagonista el encargado de narrar su historia provoca que en algunas ocasiones su versión se distorsione un poco con respecto de la realidad ya que él, orgulloso como es, sólo pretende que se conozca lo bueno, lo admirable  y lo impresionante del gran Kvothe.

He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos. Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.

Esto aporta un matiz muy distintivo a la novela que la hace destacar por encima de cualquier otra fantasía, donde como no podía faltar, también encontramos criaturas extrañas, demonios, magia —una muy especial— y un entramado social, cultural y religioso detrás muy pero que muy interesante. La forma en que Patrick Rothfuss escribe hace que todo sea mucho más realista, juega con todos los clichés típicos de la literatura fantástica dándoles una vuelta de más para que al final todo resulte ser distinto de lo que uno esperaba, y distinto en un sentido muy original e interesante.

A lo largo de la historia encontramos acción, misterio, amor y sobre todo, un continuo sentimiento de angustia porque, a decir verdad, al pobre Kvothe le vienen siempre mal dadas.

PERSONAJES

Al fin y al cabo, como El Nombre del Viento no deja de ser la biografía de Kvothe en versión extendida, resulta obvio que él sea el personaje principal. A lo largo de la novela, conocemos a Kvothe en dos momentos muy distintos de su vida separados por un acontecimiento, motivo por el cual se está escondiendo, que claramente lo marca de forma muy fuerte.

Resultado de imagen de the name of the wind art

Por un lado, el joven Kvothe es un adolescente muy espabilado  cuya inteligencia y astucia lo coloca siempre en una posición favorable frente a las dificultades. Presta atención a todo detalle, es siempre cortés, educado e irónico cuando ha de serlo. En algunas ocasiones puede resultar algo pedante, continuamente presumiendo y resaltando sus grandes capacidades para hacer en un día lo que otros tardaban años en aprender, pero eso forma parte de la personalidad del personaje y en mi opinión no es algo que deba considerarse negativo sino todo lo contrario, un factor enriquecedor.

Este chico valiente, con arrojo, don de gentes y que no duda ni un instante en desafiar las normas para conseguir lo que ansía contrasta mucho con el carácter del sombrío posadero que se nos muestra en la otra fracción de la novela y cuesta creer que se trate de la misma persona. El Kvothe adulto prefiere mantenerse al margen, ha perdido la alegría y se ha resignado a olvidar sus buenos tiempos. Esto hace plantearse al lector la pregunta que se encuentra en el aire a lo largo de toda la novela y esta es: ¿qué ocurrió para que Kvothe tuviera que huir de su anterior vida?

En cuanto a personajes secundarios, a continuación menciono los que más me han gustado:

  • Abenthy. Un calderero al cual Kvothe conoce viajando con sus padres y que se convierte en su primer maestro cuando este es aún un crío. Alimenta su mente ávida de conocimientos enseñándole las bases de la alquimia, la simpatía, la física y demás disciplinas. Él despierta el interés de Kvothe por la Universidad. Abenthy es un hombre muy sabio al que Kvothe admira profundamente y por el que siente un gran respeto.
  • Maestro Elodin. Uno de los profesores que Kvothe conoce en la Universidad y probablemente el más peculiar de ellos. Su disciplina es la nominación y todos piensan que está loco, aunque Kvothe descubrirá que no son precisamente tonterías lo que Elodin tiene que enseñarle. Su carácter y la forma en la que es descrito hace que te caiga bien al instante. No se puede evitar sonreír con sus ocurrencias, además de que es un personaje con un humor exquisito. Es favorito, por si no se ha notado.
  • Denna. La chica de la historia, o por lo menos una de ellas. Si bien este personaje tiene importancia en cierta medida creo que no se le ha tratado como merece puesto que la imagen que se da de ella y de las mujeres en general en este libro no es muy de acuerdo con mi opinión. Se la pinta como una chica resulta pero el mensaje que subyace es que los únicos medios que tiene para sobrevivir es hacerlo gracias a lo que los hombres la regalan por su cara bonita…

EN DEFINITIVA

El Nombre del Viento no es el típico libro con el que uno desconecta y puede relajarse. Esta es una novela para leerla con los cinco sentidos, prestando atención hasta al más mínimo detalle. Está escrita de una forma espectacular, llena de recursos narrativos muy elaborados y con una voz narradora repleta de matices. La típica novela fantástica con el personaje heroico idealizado se reconvierte en El Nombre del Viento en una versión cruda de sí misma que reinventa uno a uno todos los clichés de la literatura fantástica desde un punto de vista muy realista. No creo que sea un libro juvenil, más bien todo lo contrario: el estilo de su autor exige un nivel de maduración importante porque de no ser así, uno no es capaz de disfrutar la novela en todo su esplendor. Literatura para inteligentes la llaman, Rothfuss no trata al lector como a un tonto al que haya que explicarle todo, y eso a mí me gusta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s