Divergente, Veronica Roth

En el Chicago distópico de Beatrice Prior, la sociedad está dividida en cinco facciones, cada una de ellas dedicada a cultivar una virtud concreta: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes). En una ceremonia anual, todos los chicos de dieciséis años deben decidir a qué facción dedicarán el resto de sus vidas. Beatrice tiene que elegir entre quedarse con su familia… y ser quien realmente es, no puede tener ambas cosas. Así que toma una decisión que sorprenderá a todo el mundo, incluida ella. Durante el competitivo proceso de iniciación posterior, Beatrice decide pasar a llamarse Tris e intenta averiguar quiénes son sus verdaderos amigos, y dónde encaja en su vida enamorarse de un chico que unas veces resulta fascinante y otras veces la exaspera. Sin embargo, Tris también tiene un secreto, un secreto que no ha contado a nadie para no poner su vida en peligro. Cuando descubre un conflicto que amenaza con desbaratar la, en apariencia, perfecta sociedad en la que vive, también averigua que su secreto podría ser la clave para salvar a los que ama o… para acabar muerta.

Divergente es la primera novela de la trilogía que ha llevado a la fama a la escritora estaudounidense Veronica Roth. Publicada en 2012, rápidamente se extendió como la pólvora y apenas dos años después ya se estrenaba en cines su adaptación cinematográfica. En mi caso, conocí este libro a través de las redes sociales. Con el boom que provocó su llegada a España, era prácticamente imposible dar dos pasos sin encontrarse algo que hiciera referencia a esta distopía, spoilers incluidos.

Así pues, decidí leerlo, y aunque lo disfruté bastante, he tenido una espinita clavada desde entonces que por un motivo que desconozco, no me ha dejado continuar con la saga. Es algo difícil de explicar. Así pues hoy he querido rescatar mis apuntes sobre este libro para escribir esta reseña porque creo que es el momento de expresar mi opinión sobre Divergente, o al menos intentarlo.

Portada publicada con RBA

La historia que nos presenta Veronica Roth transcurre en una versión de la ciudad de Chicago, cuya sociedad se organiza en torno a la clasificación de las personas formando cinco facciones distintas de acuerdo a sus aptitudes e intereses: Osadía, Verdad, Abnegación, Erudición y Cordialidad. Las división que se establece entre ellas es muy radical: cada una posee unas determinadas costumbres, le corresponde una zona concreta para vivir, trabajar y hacer su día a día. Sumida en el interior de este sistema que aparentemente parece ideal, Beatrice Prior vive con sus padres dentro de la facción de Abnegación, la cual se caracteriza por la austeridad y el interés por el prójimo. No obstante, este perfil no termina de encajar con nuestra protagonista.

De hecho, Tris, como más adelante pasará a llamarse, es una chica que nada tiene que ver con eso. Es cierto que su carácter es en algunas ocasiones tímido y cortado, pero cuando es necesario saca su vena alocada y temeraria y no hay quién la pare. Sinceramente a mí no me cuadra su comportamientos en algunos momentos, propio de alguien maduro que para nada parece tener dieciséis años, repito, ¡dieciséis años!; con la manera en la que a veces actúa. En mi opinión, hay demasiado contraste para parecer real y natural; aunque al fin y al cabo, me ha terminado por caer bien.

En lo que respecta al resto de personajes, he de reconocer que Cuatro me cautiva. En este primer libro conocemos su faceta más seria, por así decirlo, y según lo que tengo entendido, evoluciona bastante a medida que avanza la trama a lo largo del resto de la trilogía. Tengo especial interés en ver cómo trascurre su relación con Tris ya que me gusta la manera en la que interactúan y el feeling que hay entre ellos. Su historia, el pasado de Cuatro, es una de las cosas que más me gustan de la novela. Creo que en este punto, la autora ha sabido intercalar muy bien lo sentimental con la acción, lo cual supone algo muy importante y que quizá en otras partes de la novela me ha faltado.

Tris (Shailene Woodley) y Cuatro (Theo James) en la adaptación cinematográfica de Divergente, estrenada en 2014

 

De nuevo, vuelvo a encontrar demasiado contraste entre el inicio del libro, donde todo ocurre relativamente lento en comparación con el nudo y “desenlace” de la novela —entre comillas porque la verdad es que se queda interesante para la segunda parte. Puede que sea una buena baza para no aburrir al lector, pero en mi caso ha provocado que después de leer las últimas páginas en las que prácticamente tienen lugar los principales acontecimientos, me quedara con una cara como diciendo: “¿Perdona? ¿He aguantado todo esto para que ahora me dejes así, para que en cincuenta páginas resumas lo que en teoría es lo más importante de toda la novela?”

Puede que el estilo de Veronica Roth sea directo, no incluya muchas descripciones y se base ne la acción y poco en el pensamiento —hecho que se ve reforzado al estar la novela narrada en primera persona y desde el presente—; pero mientras leía he tenido la sensación de que me faltaba algo. Quizá este ha sido el motivo por el que, después de leer Divergente, no me haya dirigido a la librería más cercana como una loca en busca de la segunda parte. Es una opción, porque a pesar de todo, es un buen libro que oculta una dura crítica a nuestra sociedad de hoy en día. No obstante, creo que defraudó un poco mis expectativas con respecto a lo que esperaba; aunque espero que eso cambie cuando continúe con la saga.

Anuncios

8 pensamientos en “Divergente, Veronica Roth

  1. Yo poco puedo decirte porque Divergente se convirtió en una de mis trilogias favoritas casi desde que leí la primera página. Me encanta la historia, la manera de escribir de la autora y, sobre todo, los personajes. Si te gusta Cuatro te recomiendo el libro que se escribió después sobre él, a mi me encantó, porque es uno de los mejores personajes que he conocido nunca.
    Ojala te animas a seguir con Insurgente y Leal, y puedas disfrutarlos, a pesar de los spoilers 😉

    Me gusta

  2. Hola!!
    A la mayoría de gente le gusta Divergente e Insurgente los deja un poco más fríos, pero a mí me pasó al revés. Divergente no me pareció nada del otro mundo y aunque Insurgente no me pareció una maravilla… al menos me gustó más. Deberías dar una oportunidad a la saga y seguir con ella, igual a ti te pasa lo mismo que a mi.
    Un beso ^-^

    Me gusta

  3. A mí la verdad es que me gustó mucho a pesar de que iba con cierta retinencia a leerlo porque me habían dicho que era como LJDH y creo que por eso no pude disfrutarlo muy bien. El primer libro es mi favorito de los tres! Un beso y espero que sigas leyendo y ver qué te parece.

    Me gusta

    • ¡Sí, lo haré! Y acerca del debate sobre si realmente Divergente es igual que los Juegos del Hambre… Prefiero no entrar porque la verdad no le veo ni pies ni cabeza a esa afirmación, dejando a un lado el hecho de que creo es imposible comparar hasta qué punto dos novelas distintas se parecen. ¡Un beso!

      Me gusta

  4. Yo lo conocí justo cuando grababan la película pero en esos tiempos no estaba tan conectada a redes sociales por lo que no le puse mucha atención hasta que la amiga de una amiga me lo recomendo y dije bueno… ¡y me encanto! fue la primera distopía que me gusto pero la verdad es que ya no recuerdo absolutamente nada, por eso tengo pensando (espero y pueda hacerlo pronto) de volver a leer la trilogía entera haber si me sigue gustando o ya cambiaron mis gustos ^^
    ¡Saludos Ana!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s